Internet en Cuba

Una universidad cubana expulsa a una alumna de 18 años por disidente
Seis compañeros de aula de Karla Pérez se opusieron en público a que la
echasen
PABLO DE LLANO
Miami 18 ABR 2017 – 19:29 CEST

En Cuba soplan enredados viejos y nuevos tiempos. En la línea del
castrismo medular, una alumna de 18 años ha sido expulsada de la
universidad por formar parte de una organización política
“contrarrevolucionaria”. Lo novedoso ha sido que seis compañeros de
clase se opusieron abiertamente a su destierro.

“Admiro su valentía”, escribe a EL PAÍS por chat desde Cienfuegos (Cuba)
Karla Pérez González, la estudiante proscrita, atribuyéndoles un
especial arrojo porque, según dice, las autoridades los advirtieron de
que los que se pusieran de su lado serían “analizados”. Pérez González
estudiaba primero de Periodismo en la Universidad de Las Villas en Santa
Clara, centro del país. Fue la única de su provincia que logró una beca
pública para entrar en la facultad y desde unos meses atrás había
comenzado a escribir en el blog de Somos+, un grupo opositor de nueva
hornada, tras el seudónimo de Oriana, por la periodista Oriana Fallaci.

“Tomé esa decisión porque durante más de una décadas de formación en las
escuelas socialistas el proyecto de país vigente no me convenció”, dice
sobre su paso al activismo político. “Era consciente de los pros y los
contras. De un lado amanecía sintiéndome más libre y de otro con miedo
por mí y por mi familia por el posible acoso de los órganos de Seguridad
del Estado. Sin haber entrado aún en la universidad, ya estaba pensando
en que me podían expulsar”.

Superado el primer semestre con óptimas calificaciones, fue sometida a
evaluación ideológica por un comité de alumnos de organizaciones
oficialistas que analizó, sin convocarla, su relación con el grupo
disidente y sus comentarios en Facebook. El 11 de abril asistió a la
votación en la que ocho compañeros de aula pidieron su salida y seis no.
“Uno con el que no había tenido ningún percance se levantó y propuso mi
expulsión”, relató días después en la página de Somos+. “Se me acusó de
manipular a mis amigos y de haber llevado desde inicio de curso una
estrategia para subvertir a los jóvenes que me rodeaban. La
vicepresidenta de la Federación Estudiantil Universitaria de mi facultad
se paró enfrente del aula y expresó: “Ella es una mala persona y nos ha
engañado”. Terminada esa reunión comenzó otra, sin mí, con el rector y
todos los estudiantes de Periodismo. Aparentemente se hacía oficial mi
expulsión y se repetía que evitaran el contacto conmigo”. Dos días
después su caso ya correteaba por las redes sociales y la FEU ratificaba
en un comunicado la decisión contra ella por “ser miembro de una
organización ilegal y contrarrevolucionaria”. El próximo lunes irá a
recoger el veredicto “con optimismo en el mañana” y voluntad de “apelar
y apelar”.

En sus columnas como Oriana en el blog opositor, Pérez González se apenó
por su entorno –“Cienfuegos está muerta, dormida”–; criticó al Partido
Comunista por “marginar del debate a millares de cubanos que representan
la oposición”; señaló “la revolución interna que se está sucediendo”
entre los periodistas de los medios oficiales; lamentó la “escasa
motivación” del personal de servicios públicos para la atención al
cliente; describió a una juventud “llena de sueños frustrados” y que
“apenas pestañea”; anheló más debate público y “el entierro de la
obsoleta suposición de que los once millones pensamos igual, cuando ni
dos lo hacemos”; y se dijo “firme en el diseño de mi destino, donde
escribir será mi misión, y cuando me bloqueen yo tumbaré otra puerta”.

Tras su expulsión, dos respuestas a este diario.

–¿Qué pregunta le haría al presidente de Cuba?

–¿Ser revolucionario significa para usted, exclusivamente, comulgar con
las ideas de la Revolución de 1959?

–Si pudiera publicar un reportaje en portada de Granma [el diario del
Partido Comunista], ¿qué tema elegiría?

–Inclusión en Cuba en materia de pensamiento e ideologías.

El castigo a Karla Pérez González ha azuzado el vivísimo diálogo sobre
derechos civiles y libertad de prensa que crece hace años en internet
entre sus paisanos de dentro y fuera de la isla, contrarios, críticos o
leales fatigados por un régimen que procura apurar la liberalización
económica pero no la política. En un comentario en Facebook, hogar
virtual de la glasnost cubana, un joven periodista, Kaloian Santos,
expresó desde Buenos Aires su “solidaridad” con la estudiante.
“Ideológicamente en la otra vereda de Karla”, como precisó luego a EL
PAÍS, hizo excepción de ello en su post para condenar que la hubieran
“despojado de su carrera sin más argumentos que el de pensar diferente y
no callarse sus ideas en tiempos donde las dobles morales como las de
sus inquisidores reinan en la isla”. Entre el río de respuestas que
causó se hallaba la de un usuario célebre, Silvio Rodríguez. “Coincido
totalmente”, suscribió el cantautor, que tras una breve reflexión en la
que sostuvo que “una injusticia semejante sólo puede despertar
solidaridad”, concluyó: “Qué brutos somos, coño, y pasan décadas y no
aprendemos”.

Source: Karla Pérez González: Una universidad cubana expulsa a una
alumna de 18 años por disidente | Internacional | EL PAÍS –
internacional.elpais.com/internacional/2017/04/18/america/1492532008_559327.html

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

Archives
Calendar
April 2017
M T W T F S S
« Mar   May »
 12
3456789
10111213141516
17181920212223
24252627282930
We run various sites in defense of human rights and need support to pay for more powerful servers. Thank you.