Internet en Cuba

El hermetismo se desploma
Ni las sociedades cerradas escapan al estallido de la conectividad
martes, mayo 17, 2016 | Miguel Saludes

MIAMI, Estados Unidos.- El acto de graduación de la Universidad de la
Florida (UF) celebrado el pasado 30 de abril concedió una particular
atención a destacar el desarrollo de las redes sociales de comunicación
y las tecnologías que les sirven de soporte. La ocasión era propicia,
pues el alto centro docente, fundado en 1853, incluyó entre sus cátedras
la de Periodismo y Comunicación en 1916. A cien años de esto último,
Bernie Machen, el actual presidente de la institución, dedicó parte de
su discurso a un tema que dominan con normalidad los centenares de
graduados presentes en el Ben Hill Griffin Stadium, especialistas en el
lenguaje de hashtags, emoticonos y websites.

Y es que la irrupción de las novedosas tecnologías de comunicación
impacta en todos los niveles de la sociedad moderna, haciendo que
ninguno quede indiferente ante esta realidad. Nuevos retos en nuevos
tiempos que se imponen en la ciencia, la economía o la política.
Terrenos donde el dominio público de la red de redes significa un
desafío difícil de eludir para los que ocupan responsabilidades ante la
comunidad. Una revolución del ciberespacio transformadora ante la que es
cada vez más problemático burlar transparencias y coartar libertades.

Un ejemplo de la inevitabilidad de esta impronta es la batalla que libra
Uber, novísimo sistema de alquiler de autos que está poniendo en crisis
al tradicional servicio de taxis en el mundo entero, al punto que estos
aprecian su futuro en peligro de existencia. La diferencia, pese a
ciertas reticencias, es apreciable en cuanto a rapidez, abaratamiento de
coste, forma de pago y la capacidad para ver en tiempo real a través de
un celular la ubicación del auto, su descripción y el nombre de la
persona que lo maneja. La renta habitacional o la hostelería se suman a
esta modalidad.

Ni las sociedades cerradas escapan al estallido de la conectividad. Un
reporte publicado en abril en la agencia Reuters por el periodista Frank
J. Daniel subrayaba la exitosa demanda que tiene el discurso de Barack
Obama en La Habana, así como todas las actividades realizadas por el
presidente norteamericano durante su visita en la Isla. La nota describe
cómo la recopilación de materiales sobre esta noticia se produce gracias
a la distribución de una herramienta independiente conocida como “el
paquete”, una recolección de películas, novelas, programas musicales y
de entretenimiento captados en internet y que, reproducidos en soportes
duros, circulan entre un público que por ahora se calcula en un tercio
de la población cubana. Un número pequeño pero nada despreciable tomando
en cuenta que en la Isla los medios, y lo que estos emiten, están bajo
control total del gobierno.

Resulta llamativo que por esta especie de fenómeno nacional, como lo
designa uno de sus creadores, incluya por primera vez un tema político,
del que tanto han cuidado evitar los que durante años incursionan por
cuenta propia en el negocio del alquiler de audiovisuales. En un país
donde el acceso a Internet es costoso y limitado, para muchos cubanos su
mejor oportunidad de escuchar el discurso de Obama ha sido gracias al
“paquete”. Otro ejemplo de la ruptura del monopolio informativo que ha
caracterizado al gobierno castrista durante años, pero que también puede
observarse como la inevitable llegada de las nuevas tecnologías
comunicativas, que irrumpen de manera inevitable en Cuba, de igual forma
que ocurre en tantos otros países.

En un reciente evento celebrado en Austin, Texas, la periodista
independiente Yoani Sánchez describía a los participantes del Simposio
Internacional de Periodismo Online (ISOJ por sus siglas en inglés) las
dificultades para hacer periodismo no oficialista en “la isla de los
desconectados”. Pero la comunicadora cubana reconoció que a pesar de los
escollos, que no son pocos, existen avances y se abren brechas. El
periodismo de datos, el material multimedia y la creación de una app
para celulares son algunas de ellas.

La aseveración hecha por Yoani sobre el valor de las nuevas herramientas
liberadoras para la ciudadanía de la Isla, confirma que en a Cuba
también se aprecia el efecto de una realidad que se abre paso a pesar de
resistencias inmovilistas. Gracias a esta coyuntura tecnológica,
proyectos como 14ymedio o la APLP, entre otros, perfilan un futuro
cercano de transición. Una posibilidad que hasta hace poco parecía
inconcebible y lejana.

El número creciente de los que se conectan con Internet a través de WiFi
en lugares abiertos, pese al coste que ello significa, las imágenes
tomadas con celulares por ciudadanos comunes mostrando eventos
culturales, la llegada del primer crucero norteamericano, la presencia
de Obama en las calles habaneras, incluso protestas públicas, noticias
que la prensa oficial no refleja o acciones represivas, son una clara
muestra del efecto positivo de estas novedosas formas de comunicación,
imponiéndose ante una estructura informativa hermética que se desploma a
ojos vista.

Source: El hermetismo se desploma | Cubanet –
www.cubanet.org/opiniones/el-hermetismo-se-desploma/

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

Archives
Calendar
May 2016
M T W T F S S
« Apr   Jun »
 1
2345678
9101112131415
16171819202122
23242526272829
3031  
We run various sites in defense of human rights and need support to pay for more powerful servers. Thank you.