Internet en Cuba

Los residentes de las ‘petrocasas’ serán reubicados
’14ymedio’ publicó la semana pasada un reportaje sobre el deterioro
alarmante en el asentamiento del barrio El Molino (Cotorro)
14YMEDIO, La Habana | Enero 28, 2016

Este martes, los vecinos del barrio El Molino, en el municipio Cotorro,
fueron convocados en dos grupos a la sede del Poder Popular municipal
para informarles de que en un plazo no mayor de 18 meses serán
reubicados en otras viviendas, debido al estado calamitoso de las
petrocasas que les entregaron hace menos de un año.

En un reportaje titulado Las ‘petrocasas’ se caen a pedazos, publicado
por 14ymedio la pasada semana, se reveló el deterioro y la falta de
terminación que mostraban los inmuebles y las obras de infraestructura
en este asentamiento habanero. El descontento de sus vecinos había
llegado a una situación “a punto de estallar”, confiesa una vecina de la
zona.

Según los testimonios de varios residentes del lugar que participaron en
la reunión de este martes, la presidenta de la Asamblea Municipal,
Teresa Beltrán Santana, les hizo saber que sus quejas habían llegado
“muy arriba” y que, de acuerdo con los estudios realizados, a “las
edificaciones les quedaba apenas un año de vida”.

Zoraida Dopico, madre de dos hijos y residente en El Molino, se muestra
sorprendida por la solución que les han prometido y aclara: “Todo el
mundo sabe que esto aquí se construyó de corre corre, que no aguanta el
primer ciclón”. “Cuando nos quejábamos de que estábamos corriendo
peligro, muchos decían que estábamos exagerando”, cuenta la mujer.

Dopico confirma la extensa lista de reclamos y cartas que enviaron a las
instituciones oficiales. “Fuimos a ver a Esteban Lazo, el presidente del
Parlamento, y escribimos cartas a todos los niveles… ¡Hasta en
internet salió este problema!”, comenta la señora en alusión al
reportaje aparecido en este diario.

Carlos, cuyo testimonio fue recogido en el primer reportaje de 14ymedio,
recuerda que poco después de inaugurar los edificios, pasaron por ahí
protagonistas del programa Cuba Dice”, un espacio de la televisión
oficial. Sin embargo, “solo les enseñaron los edificios de tecnología
china, que son de concreto”, recuerda el anciano.

Con cierta sorna, el hombre vaticina que “de seguro en algún momento
aparecen por aquí y siempre encontrarán a uno que parezca contento para
ponerle un micrófono frente a la cara”.

Algunos fueron más precavidos desde el inicio y no dejaron correr sus
ilusiones con el asentamiento de petrocasas, como es el caso de un
jubilado de la construcción quien comenta: “Yo estaba claro, ni siquiera
había hecho el cambio de dirección en la oficina del Carné de
Identidad”. “Ahora con la mudada no voy a tener que volver a hacer la
cola, porque nunca estuve aquí en los papeles”, sonríe.

Para algunos, como Zoraida Dopico, el problema no termina con el
traslado de los vecinos hacia otro lugar. “Lo peor de todo es que a
nadie le importa quién va a pagar todo esto”. “Estas piezas las trajeron
de España, pagaron salarios y gastaron millones haciendo esto que quedó
mal”, asegura la vecina.

Cuando se le pregunta si el Gobierno encontrará en menos de año y medio
casas para tantas personas, contesta: “Ellos no quieren ver a la gente
de aquí explotar y si no se soluciona este problema rápido, lo que se va
a armar aquí va a ser una revolución”.

Cuba enfrenta una profunda crisis habitacional con un déficit de más de
600.000 viviendas, debido también a la falta de mantenimiento de las
edificaciones que se encuentran en precario estado. Según datos
oficiales, de los 3,7 millones de inmuebles existentes en el país, casi
un 40 por ciento está en mal estado. Sin embargo, apenas 27.000
viviendas fueron construidas en 2015.

Source: Los residentes de las ‘petrocasas’ serán reubicados –
www.14ymedio.com/nacional/residentes-petrocasas-reubicados_0_1934206573.html

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

Archives
Calendar
We run various sites in defense of human rights and need support to pay for more powerful servers. Thank you.