Internet en Cuba

El blog que se escucha por todo el mundo
LUIS MARTÍNEZ FERNÁNDEZ
11/01/2014 8:00 PM

Con la llegada de nuevas tecnologías y formas de comunicación masivas en
la primera década del siglo XXI, los críticos del régimen cubano
comenzaron a utilizar los blogs, Twitter, y otros tipos de medios
sociales para denunciar los abusos del gobierno y los problemas que
afectaban a la sociedad. El gobierno trató de ejercer un riguroso
control sobre el acceso a las computadoras y a la internet. En el 2004,
el acceso restringido se hizo más severo, permitiendo únicamente el uso
de correo electrónico y la Intranet cubana; sólo un pequeño porcentaje
de la población tenía acceso al amplio y creciente mundo cibernético.
Más tarde en la década, el zar del control de la Internet Ramiro Valdés
limitó todavía más el acceso a la Internet, a la que llamó el “potro
salvaje de las nuevas tecnologías”. A finales del 2011, Cuba tenía una
tasa per cápita de acceso a la Internet de menos de tres por ciento, más
baja que los países más pobres de América Latina.

En la tradición de las estrategias de triangulación, el gobierno creó
una unidad de 300 “cibersoldados” cuyo nombre en clave es Operación
Verdad y cuya tarea consistía en monitorear las actividades de los blogs
por todo el mundo, crear contrablogs, actuar como provocadores (escribir
comentarios o mensajes desafiantes en las redes sociales), y hasta
escribir información falsa y engañosa en artículos de Wikipedia y
actividades similares.

Yoani Sánchez es la pionera de los blogs en Cuba y la bloguera opositora
más conocida internationalmente. Nacida en 1975 en el momento más álgido
de la sovietización de Cuba, ella, al igual que muchas personas de su
generación, tiene un nombre que empieza con la letra Y. De ahí que
Sánchez titulara el blog que creó en 2007 Generación Y. En el 2009,
adoptó una nueva modalidad de Twitter. A pesar del acoso constante del
gobierno, los ataques de la llamada Operación Verdad, cibersabotajes y
un breve secuestro y golpiza que recibió en noviembre del 2009, Sánchez
ha persistido en su labor. Desde entonces, ha recibido numerosos
reconocimientos y galardones por su labor periodística, entre ellos el
Premio Español de Periodismo Ortega y Gasset (2008) y en el 2010 el
premio World Press Freedom Hero que otorga el Instituto Internacional de
Prensa.

En enero del 2013, el gobierno cubano suavizó las restricciones a los
viajes, lo que hizo que les fuera más fácil a los cubanos de la isla
viajar al extranjero y a los cubanos que viven afuera visitar la isla
con menos limitaciones. Una de las más notables ramificaciones del
relajamiento de las regulaciones de viajes ha sido la habilidad de
disidentes y blogueros cubanos para dar a conocer su mensaje por todo el
mundo. Ejemplos destacados de disidentes que viajaron al extranjero son
Berta Soler, presidenta de las Damas de Blanco; Rosa María Payá, que
continúa su cruzada para que salga a la luz la verdad sobre la
misteriosa muerte de su padre, Oswaldo, en un accidente automovilístico.

Después que se le negó un sinfín de veces una visa para salir de Cuba,
en los Idos de marzo del 2013, Sánchez pudo tomar un avión rumbo a Nueva
York, donde empezó una gira de 80 días que incluyó Estados Unidos,
Brasil, México, Holanda, España, y otros países europeos. Habló en las
Naciones Unidas y se reunió con funcionarios de la Casa Blanca y con
miembros del Congreso de EEUU. También habló en el Senado de México y en
la simbólica Torre de la Libertad, en Miami, que se usó en los años 60
como centro para procesar a cientos de miles de refugiados cubanos.

Vestida con un estilo sencillo que recuerda a una cantante folklórica de
la década del 60, con su largo cabello negro cayéndole en cascada sobre
el hombro izquierdo y una sonrisa perpetua en su pálido rostro, Sánchez,
de 37 años habló suavemente, pero con determinación, a todas las partes
que fue, sin perder nunca la calma, incluso en ocasiones en que airados
procastristas le gritaron y la bombardearon con epítetos e insultos como
“agente de la CIA”, “mercenaria” y “traidora”. En Brasil, una mujer
llegó a halarle el pelo; en México, otra mujer interrumpió su discurso y
le tiró en la cara falsos “dólares de la CIA”. Impávida por estas
interrupciones, Sánchez no se inmutó. Armada sólo con un micrófono y un
impecable dominio del español, Sánchez trasmitió información sobre la
constante represión y las sórdidas realidades de su país; expresó su
deseo de ver una nación cubana libre y unificada; y enfatizó la
necesidad de acabar con ese “fósil de la Guerra Fría [el embargo
comercial de EEUU], algo que no tiene sentido”.

Aunque fue repudiada y abucheada por algunos, Sánchez fue afectuosamente
recibida y aclamada por muchos más, en ningún lugar más efusivamente que
en Miami, donde vive parte de su familia. En sus compromisos para hablar
y dar entrevistas en Miami, destacó la necesidad de que los cubanos se
unan e integren una causa común por una patria democrática,
independiente y próspera. Su sola presencia demostró que existe la
posibilidad de unidad incluso entre grupos rivales del exilio, quienes
durante décadas han estado divididos por esquemas de triangulación
—entre ellos el embargo— concebidos y manipulados por Washington, La
Habana y Miami. Como señaló un editorial del Miami Herald, Sánchez es
muy admirada y fue afectuosamente recibida por organizaciones del exilio
tan diversas como la Brigada 2056 (asociación de veteranos de Bahía de
Cochinos), compuesta por antiguos combatientes anticastristas; Cuban
Liberty Council, una organización de línea dura a favor del embargo; el
grupo de centroderecha CANF, que respalda el embargo pero también
aliviar las restricciones en viajes y remesas de los cubanos en Estados
Unidos; y la organización centrista Cuba Study Group, que se opone al
embargo.

Cuando hablaba en la Torre de la Libertad de Miami, Sánchez narró una
anécdota sobre un encuentro que tuvo con un alemán, quien tras saber que
era cubana le preguntó si era de la Cuba de Fidel o de la Cuba de Miami.
Con su característico ingenio y respeto hasta por las preguntas más
absurdas, Sánchez le respondió: “Chico, yo soy de la Cuba de José Martí”.

Reimpreso con permiso de University Press of Florida.

Source: El blog que se escucha por todo el mundo | El Nuevo Herald –
http://www.elnuevoherald.com/noticias/septimo-dia/article3501057.html

Tags: , , , , , , , , , , ,

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

Archives
Calendar
November 2014
M T W T F S S
« Oct   Dec »
 12
3456789
10111213141516
17181920212223
24252627282930
We run various sites in defense of human rights and need support to pay for more powerful servers. Thank you.