Internet en Cuba

Publicado el sábado, 09.05.09
Libertad: la lección de la internet
By RICARDO TROTTI

En el momento que en Argentina, Ecuador y Venezuela se están cercenando
las libertades de expresión y de prensa a través de invasivas
regulaciones gubernamentales para controlar la actividad de los medios
de comunicación, es importante registrar cuál es y ha sido el principio
rector que permitió el descomunal avance y desarrollo de la internet.

La falta de intromisión de los gobiernos, dejando al sector privado la
iniciativa y plena autonomía, ha sido la bujía que potenció el
crecimiento de internet desde que fue creada hace 40 años en un
laboratorio de la Universidad de California en Los Angeles. La libertad
ha sido clave para la creatividad y la innovación en el ciberespacio. Y
más allá de los beneficios económicos, comerciales y culturales, su
último gran avance, las redes sociales, no son producto de ninguna traba
o incentivo estatal, sino fruto de una revolución ciudadana espontánea
que sigue elevando los estándares de la expresión y la comunicación.

Pero la libertad no puede darse por sentada. Existe un movimiento,
actual y de vieja data, de muchos países, poco o nada democráticos, como
Cuba, China, Libia, Rusia y Vietnam, entre otros, que consideran que la
gobernabilidad privada del ciberespacio –a la que se conoce como
Corporación de Internet para la Asignación de Nombres y Números, una
firma privada californiana– debe ser suplantada por una agencia
multiestatal.

Preocupa, claro, que sean estos gobiernos los que exijan regular, puesto
que son los que utilizan filtros para bloquear la internet, castigan con
cárcel a los internautas críticos y aplican censura férrea a todo tipo
de actividad periodística o expresiva que consideren “contaminante''.

Precisamente este criterio de “contenidos desestabilizadores'' es el
que justifican con actitudes revanchistas Hugo Chávez, Rafael Correa y
Cristina de Kirchner para imponer controles legales y éticos a los
periodistas y medios. Por eso no extraña el dictado de leyes mordaza
como la de Responsabilidad Social en Venezuela que permitió el cierre de
RCTV y decenas de radioemisoras, o las que comenzaron a debatirse esta
semana en los congresos de Argentina y Ecuador, desafiando naturales
estándares de libertad de prensa.

Al margen de si en Argentina hay consenso para ordenar y hacer más
plural y diverso el espectro radioeléctrico, molesta la actitud hostil
contra los medios que motivó el proyecto presidencial de Ley de
Servicios Audiovisuales. La excusa apresurada de acabar con los
“monopolios'' no es más que la búsqueda por eliminar los canales de
disenso y crítica, ya que la concentración de medios no es más que el
producto de la libertad y competencia que permitieron las leyes hasta
ahora, y que nunca han limitado al estado para incentivar a la sociedad
a crear más y mejores medios. El nuevo proyecto, entre varios desmanes,
prevé nuevas instancias de censura al estipular revisión de licencias
cada dos años y un órgano de vigilancia supraestatal con mayores poderes
para el oficialismo.

En Ecuador empezaron a circular en el Congreso proyectos para la ley de
comunicación que debe aprobarse en octubre. Uno, en particular, de un
partido de oposición se entromete tanto en los criterios editoriales que
“obliga'' a los medios a la autorregulación. Un favor muy especial para
el presidente Correa, quien no deja de sermonear a los periodistas y
dictar medidas administrativas para cerrar medios de comunicación y
abrir los propios que, como en Venezuela, son utilizados para el
servicio del gobierno y no del público.

En la misma dirección se perfila otra iniciativa reciente de Correa para
crear un órgano internacional de control periodístico a través del
UNASUR. Un producto importado del “mapa de guerra mediático'' ordenado
por Chávez a sus ministros hace dos meses, que ya ha desencadenado en
proyectos de ley para castigar los “delitos mediáticos'' y los derechos
de reunión y protesta, lo último que queda por prohibir en Venezuela.

stos ejemplos demuestran que la vocación de los gobiernos por ordenar la
actividad periodística suele casi siempre evolucionar hacia el vicio de
cercenar el derecho a saber. Por ello es importante la lección que
ofrece la internet, que al igual que el principio de libertad de
expresión indica que la mejor regulación gubernamental es aquella que no
existe.

info@ricardotrotti.com

RICARDO TROTTI: Libertad: la lección de la internet – Opinión – El Nuevo
Herald (5 September 2009)
http://www.elnuevoherald.com/opinion/story/535459.html

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

Archives
Calendar
September 2009
M T W T F S S
« Aug   Oct »
 123456
78910111213
14151617181920
21222324252627
282930  
We run various sites in defense of human rights and need support to pay for more powerful servers. Thank you.