Internet en Cuba

Represión
Esposas de presos políticos denuncian 'condiciones infrahumanas' en las
cárceles

Redacción CE | 02/09/2009

Álida Viso y Yusnaimi Jorge, esposas de los presos políticos Ricardo
González Alfonso y Darsi Ferrer, respectivamente, denunciaron este
martes las "condiciones infrahumanas" que sufren sus familiares en la
cárcel.

Asimismo, Isel de las Mercedes Acosta, esposa del preso político Blas
Giraldo Reyes, pidió ayuda a la comunidad internacional para conseguir
la excarcelación de su cónyuge, enfermo.

"Ricardo, habita una celda de 1,80 de ancho por 3,00 metros de largo (se
incluye el baño). La humedad es extrema, con tres paredes tapiadas (sin
ventana), sólo la puerta (barrotes), donde no circula el aire. El techo
en su totalidad se filtra y le mantiene un nylon para evitar mojarse. A
pesar de vivir en condiciones infrahumanas, y de solicitar
insistentemente un ventilador, la Seguridad del Estado se niega, el
calor y la humedad son extremas", dijo Viso en una nota.

González Alfonso, de 59 años, escritor y periodista independiente,
cumple 20 años de prisión en el Combinado del Este, en La Habana. Es uno
de los 75 disidentes encarcelados en la primavera de 2003.

"Se mantiene todo el año con gripe, tiene bajo el nivel de audición de
un oído y que constantemente le supura", además "de otras enfermedades
que le aquejan. Lo han intervenido quirúrgicamente en cuatro ocasiones",
afirmó su esposa.

Viso pidió a "organizaciones periodísticas y de derechos humanos"
aumentar de forma "urgente" la campaña internacional por la liberación
de González Alfonso "y de los demás prisioneros de conciencia que
languidecen y permanecen en condiciones infrahumanas y degradantes en
las prisiones cubanas".

Por su parte, Yusnaimi Jorge, dijo en la prisión de Valle Grande, donde
está encarcelado el médico Darsi Ferrer, el trato es "cruel y
degradante". La diversión de la mayoría de los guardias "es humillar a
los reclusos", afirmó.

"Todas las compañías están súper pobladas, con un alto índice de
hacinamiento, hay presos que duermen en el suelo en medio de los
pasillos. La ventilación del lugar es escasa y el calor insoportable,
para más crueldad la dirección del penal les prohíbe que tengan
ventiladores", dijo Jorge en una nota, citando a su esposo.

"El suministro de agua es por unos pocos minutos, dos o tres veces al
día, la que además está contaminada y provoca frecuentes enfermedades.
La alimentación no cumple con los requisitos básicos que requieren las
personas, la cantidad es poca, su elaboración es pésima y sin higiene.
Por las compañías pululan los vectores de enfermedades, como las ratas y
mosquitos. Los presos tienen que hacer sus necesidades fisiológicas en
letrinas tipo turco, antihigiénicos y sin privacidad", añadió.

Jorge afirmo que, según Ferrer, "una de las mayores injusticias es la
cantidad de personas (…) cuya salud resulta incompatible con el régimen
carcelario, los hay inválidos, enfermos psiquiátricos y con muchas otras
limitaciones y discapacidades".

"A los reclusos no se les garantiza un adecuado tratamiento médico, hay
enfermos que se agravan y mueren sin que los lleven al puesto médico o
recibir el tratamiento que necesitan. Los doctores sólo tienen
posibilidad de tomar la presión arterial y realizar electrocardiogramas,
ni siquiera cuentan con pruebas diagnóstico como parcial de orina,
glicemia, hemoglobina, entre otros análisis complementarios que son
indispensables para evaluar a los enfermos. Los casos con alguna
patología infecciosa son aislados en los calabozos de castigo penal",
denunció.

Jorge recordó que Ferrer convive en prisión "con delincuentes comunes y
personas peligrosas".

"No descarto que la Seguridad del Estado tenga planeado atentar contra
su vida", dijo. "Si algo le ocurre a mi esposo responsabilizo al
gobierno cubano, por ello y de antemano garantizo que también tendrán
que matar a nuestro pequeño hijo y a mí. Darsi no está solo, cuenta con
una familia que no permitirá que atenten impunemente contra su
integridad física", agregó.

Ferrer, de 39 años, fue arrestado el 21 de julio bajo cargos de presunta
compra ilegal de materiales de construcción para reparar su vivienda. En
un registro en su casa, la policía rompió la puerta y ventanas, requisó
dos sacos de cemento y algunas planchuelas metálicas.

El médico, que dirige el opositor Centro de Salud y de Derechos Humanos
Juan Bruno Zayas, realiza constantes denuncias sobre la situación del
sistema sanitario en la Isla.

Además de Viso y Jorge, Isel de las Mercedes Acosta, esposa del preso
político Blas Giraldo Reyes, denunció también la situación de su cónyuge
en prisión, informó el sitio en internet Payo Libre.

Según Acosta, los médicos diagnosticaron a Reyes, de 54 años, una
polineuropatía avanzada. El neurólogo que lo atiende ha recomendado su
excarcelación y que sea sometido "a cuidados que el sistema
penitenciario cubano no provee", dijo la mujer.

La polineuropatía es una inflamación e irritación de los nervios, que
conduce a la pérdida del movimiento o la sensibilidad.

Acosta hizo un llamado a la comunidad internacional para que interceda
en su petición de libertad bajo licencia extrapenal para Reyes. La mujer
hizo una solicitud al respecto a las autoridades cubanas el pasado mes
de abril, pero aún no ha recibido respuesta.

Reyes, miembro del Movimiento Cristiano Liberación, cumple una sentencia
de 25 años. Fue encarcelado durante la oleada represiva de 2003.

© cubaencuentro.com

Esposas de presos políticos denuncian 'condiciones infrahumanas' en las
cárceles – Noticias – Cuba – cubaencuentro.com (2 September 2009)
http://www.cubaencuentro.com/es/cuba/noticias/esposas-de-presos-politicos-denuncian-condiciones-infrahumanas-en-las-carceles-207257

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

Archives
Calendar
September 2009
M T W T F S S
« Aug   Oct »
 123456
78910111213
14151617181920
21222324252627
282930  
We run various sites in defense of human rights and need support to pay for more powerful servers. Thank you.