Internet en Cuba

Disidentes cubanos, unidos en la esperanza
Domingo, 28 de Junio de 2009 10:04
Antonio Quintana

Dicen que la duda ofende, así que diremos sin ambigüedades que el
régimen cubano es una rancia y agónica dictadura cuyas señas de
identidad son la arbitrariedad y la violación constante de los derechos
humanos, donde el pueblo cubano sobrevive a duras penas y el castrismo
reinventa la revolución a golpe de actos de reafirmación patriótica.

Para muchos, acostumbrados a ver ciertos problemas desde la distancia
pudiéramos pensar, que el número de opositores cubanos son pocos, nada
mas lejos de la realidad, muchos o pocos pueden sentir el orgullo de que
sus nombres van unidos a la historia por la democracia cubana habiendo
alcanzado algunos de ellos gran notoriedad internacional: Oscar Espinosa
Chepe, Martha Beatriz Roque, Oscar Elías Biscet, Héctor Maseda, Jorge
Luis García Pérez, Oswaldo Payá, René Gómez Manzano, como la punta de
lanza de quienes se niegan a doblegarse ante el estalinismo de un
agónico Fidel.

La persistencia de la disidencia cubana merecen todo el reconocimiento y
muy especialmente el de España, por ese motivo nos hacemos eco del
documento: UNIDOS EN LA ESPERANZA en él se revindica: La liberación sin
destierro de los prisioneros de conciencia, la libertad, el ejercicio de
todos los derechos humanos universalmente reconocidos y un proceso que
debe desembocar en elecciones libres y democráticas y cuyo punto
culminante será el de un proceso constituyente.

Un sólido documento, el puente de plata sobre el que ha de transitar el
pueblo cubano hacia la orilla de la democracia y donde sus arquitectos:
Ofelia Acevedo Maura, Tania Maceda Guerra, Aida Valdés Santana, Juan
Carlos González Leyva y Oswaldo José Payá Sardinas, han dejado para
siempre su huella imborrable. Un trabajo que nace como el resultado de
la primera etapa del Dialogo Nacional que se inicio el 19 de Enero
pasado en Cuba y en el que participo una gran parte de la sociedad
civil, muchos de ellos pertenecientes a organizaciones cívicas y políticas.

Unidos en la Esperanza es una propuesta dirigida a todos los cubanos sin
exclusiones, la superación del miedo, el camino hacia la libertad y los
derechos, la esperanza de un pueblo inmerso en la dictadura del miedo y
del silencio, una iniciativa cuyo sello de identidad es el alto nivel
cívico del documento y sus autores, la alternativa del pueblo cubano
hacia la transición democrática.
DIALOGO NACIONAL 2009

NOTA DE PRENSA

Hoy hacemos público el documento UNIDOS EN LA ESPRANZA, que es el
resultado de la primera etapa del Dialogo Nacional que propusimos el 19
de Enero pasado.

En esta etapa participaron con sus opiniones y aportes más de
setecientos ciudadanos, muchos de ellos pertenecientes a organizaciones
cívicas y políticas y otros que son parte de la sociedad civil.

En informaciones posteriores ofreceremos todos los datos y estadísticas
frutos del procesamiento de las participaciones en la encuesta que
realizamos en todo el país. También publicaremos la relación de los
nombres de los participantes en esta etapa y de otros ciudadanos que
quieran firmar este documento.

Los que firmamos esta nota de prensa somos sólo un pequeño equipo de
trabajo formado entre muchos de los que han participado en esta primera
etapa del Diálogo Nacional 2009. Todos esos participantes son los
autores de este documento UNIDOS EN LA ESPERANZA, que ya pertenece al
pueblo cubano como también este proceso del Diálogo.

Como ya explicamos, ha concluido una primera etapa del Diálogo Nacional
y ahora comienza otra más amplia en la que presentaremos a todos los
cubanos, sin distinción, esta propuesta de los primeros pasos para
realizar los cambios que el pueblo tanto desea y necesita.

Con el propósito de servir a nuestro pueblo, facilitando un primer
instrumento para realizar este diálogo entre cubanos, les presentamos el
documento:

UNIDOS EN LA ESPERANZA
Ofelia Acevedo Maura
Tania Maceda Guerra
Aida Valdés Santana
Juan Carlos González Leyva
Oswaldo José Payá Sardiñas
La Habana, Cuba 18 de Junio de 2009

UNIDOS EN LA ESPERANZA

RESULTADOS DE LA PRIMERA ETAPA DEL DIALOGO NACIONAL 2009

El pueblo de Cuba quiere cambios, por eso en Enero pasado hicimos un
llamamiento al Diálogo Nacional, ya que somos nosotros los cubanos, sin
exclusiones, los que tenemos que definir, por nosotros mismos, los
cambios que necesitamos. Esto solo es posible si se garantizan los
derechos de los ciudadanos para que puedan participar plenamente en esa
definición de los cambios. Cientos de cubanos que luchamos
pacíficamente por la democracia y el respeto a los Derechos Humanos y
otros miembros de la sociedad civil, hemos trabajado durante meses en
una primera etapa de este Diálogo, para lograr esta propuesta de los
primeros pasos para realizar los cambios. Ahora estamos presentando esta
propuesta a todos los cubanos, sin exclusiones, vivan dentro o fuera del
país, a todas las instituciones y organizaciones y al gobierno de Cuba,
para iniciar una nueva etapa del Dialogo, para que verdaderamente sea
Nacional. Comenzamos así esta nueva etapa del Diálogo Nacional entre
todos los cubanos que quieran participar.

Haya o no haya diálogo, los cubanos todos, tenemos derecho a los
derechos porque somos seres humanos. Por lo que este proceso de Diálogo
Nacional no es para definir si a los cubanos nos corresponden o no los
derechos, sino para concertar un camino pacifico por el que podamos
transitar dignamente para implementar los cambios. Hacer realidad las
garantías y el ejercicio de todos los derechos, es la esencia de los
cambios justos y verdaderos. Si el pueblo quiere dar estos y otros pasos
para iniciar los cambios que tanto desea y necesita, tendrá que expresar
su voluntad pacíficamente y pedirlos cívicamente. El pueblo no tiene
porqué vivir en una espera sin esperanza, porque si hay esperanza,
porque si son posibles los cambios y porque si podemos hacer los caminos
para realizarlos. El gobierno debe corresponder a la voluntad y los
derechos del pueblo y abrir ya esta etapa de cambios. En todo caso sólo
si los ciudadanos pueden ejercer la libertad de expresión, de asociación
y de elección, podrán decidir sobre los cambios y realizarlos. Por eso
los primeros pasos que proponemos van dirigidos directamente a dar la
voz al pueblo y los derechos a los ciudadanos. ¿por qué no los derechos?

Encomendamos a Dios los propósitos y esperanzas del pueblo cubano.

Presentamos a cada uno y a todos los cubanos esta prepropuesta de,

Los primeros pasos para los cambios

I. Enunciado Básico

La liberación, sin destierro, de los prisioneros de conciencia y de
todos los que sin haber participado en actos de terrorismo han sido
encarcelados por motivos políticos y la implementación de los cambios
que garanticen a todos los cubanos, en la ley y en la práctica, la
libertad y el ejercicio de todos los derechos humanos universalmente
reconocidos, incluyendo los Pactos Internacionales suscritos por el
gobierno cubano. Este proceso inicial de cambios, en un ambiente de
reconciliación, debe desembocar en elecciones libres y democráticas,
afirmando la independencia naciona
l, la soberanía y la autodeterminación
del pueblo de Cuba. El punto culminante de este camino será la
realización de una constituyente.

II. Libertad de Expresión, de Religión y de Conciencia

Enunciado 2. 1. Que en las leyes y en la práctica se garantice a todos,
con respeto a la dignidad de las personas, la libertad de religión y de
conciencia y que todos puedan expresar libremente sus ideas,
sentimientos, críticas, opiniones y propuestas de manera oral y escrita
y de cualquier manera pacífica, en la prensa escrita, la radio, la
televisión, internet, obras de arte y otros medios y mediante la
manifestación pública.

Enunciado 2. 2. Crear una Comisión Nacional integrada por miembros del
gobierno y de la oposición democrática y otros componentes de la
sociedad civil, incluyendo representantes de los sindicatos, las
iglesias y fraternidades, que garantice el derecho al acceso, en
igualdad de oportunidades, a los medios masivos de difusión, de todos
los cubanos individualmente, de sus opiniones e ideas, de agrupaciones
políticas y cívicas, de iglesias, fraternidades, organizaciones sociales
y de grupos de ciudadanos.

III.Libertad de Asociación

Se deben garantizar los derechos de libre reunión y asociación de las
personas en partidos políticos, movimientos electorales, asociaciones,
sociedades económicas, empresas privadas, sindicatos, movimientos de
trabajadores, instituciones, organizaciones sociales, ecologistas,
profesionales, religiosas y de toda índole para los fines lícitos de la
vida. Esto se haría mediante leyes y procedimientos que faciliten su
legalización rápida y permitan su funcionamiento con verdadero respeto
al pluralismo y la diversidad presente en la sociedad.

IV. Elecciones Libres

4.1. Ley Electoral.

Propondremos una nueva legislación electoral que garantice el
ejercicio de la soberanía popular para que todos los electores puedan
ser nominados para todos los cargos electivos, directamente por los
propios ciudadanos, sin comisiones de candidaturas y que puedan elegir
libre y democráticamente a sus representantes para cada cargo entre
varios candidatos en cada demarcación.

4.2 Comisión Electoral.

Que una nueva Comisión Electoral Nacional quede integrada por ciudadanos
propuestos por el Gobierno, la oposición democrática y otros miembros de
la sociedad civil. Está Comisión, además de cumplir sus funciones
propias, recomendará la fecha de convocatoria a nuevas elecciones en un
plazo corto y con supervisión de organismos internacionales.

V. Libertad de movimiento y Reencuentro Nacional

Las leyes deben garantizar a todos los cubanos, sean o no profesionales,
la libertad de viajar, el derecho a salir libremente del país y a entrar
libremente y el derecho a los que viven fuera del país a regresar a
vivir en Cuba, Patria y hogar de todos los cubanos. Todos los gobiernos
involucrados deben facilitar la reunificación familiar. Que en lo
adelante no se confisquen las viviendas ni otros bienes a los que
decidan salir del país. Debe eliminarse la categoría de " salida
definitiva" y la necesidad de permiso de salida o entrada desde o hacia
Cuba para los cubanos. Los antiguos propietarios u ocupantes de
viviendas y tierras, ni directamente ni a través de terceros, podrán
desalojar a individuos ni familias, por ningún medio o tramitación, de
las casas en que habitan legalmente, sean estos actualmente propietarios
o solamente ocupantes, ni de los terrenos que estas viviendas ocupan, ni
reclamarles ningún pago o indemnización, ni despojar a ningún cubano de
la propiedad actual de su vivienda o de su tierra.

VI. Derechos Sociales y Económicos.

6.1 Que queden garantizados gratuitamente para todos los
cubanos, sin exclusiones ni privilegios, los derechos a todos los
servicios de salud, a los de educación sin condicionamientos políticos e
ideológicos, a todos los servicios existentes y a otros que sean
humanamente justos y necesarios. Debe reconocerse el derecho a la
educación religiosa. Los niños y los jóvenes deben ser educados en el
amor y la libertad, ofreciéndoseles la oportunidad real de vivir
plenamente su propio tiempo y construir un futuro mejor para todos.

6.2 Deben eliminarse todas las leyes, disposiciones legales
y prácticas que discriminen por cualquier causa o condición a los
cubanos en su propio país y las que representen desventajas para los
cubanos respecto a los extranjeros. Los cubanos de cualquier provincia
tendrán derecho a viajar y establecerse en cualquier otra provincia,
barrio o poblado de su país, incluyendo la capital. Deben ser eliminadas
las llamadas zonas congeladas y las restricciones que impidan que los
ciudadanos puedan cambiar libremente su lugar de residencia y su
vivienda sin dañar los derechos e intereses legítimos de su familia.

6.3 A la luz del reconocimiento de todos los derechos
políticos, civiles, laborales, económicos, religiosos, sociales y
culturales de los ciudadanos, debe transformarse inmediatamente el
Código Penal y revisarse las causas de los ciudadanos que lo reclamen
por haber sido tratados o sancionados injustamente, ya sea por
arbitrariedades de las autoridades o por la aplicación de leyes o
artículos que violan los Derechos Humanos.

6.4 Debe establecerse el derecho a la libre sindicalización
de los trabajadores, ajustándose a los convenios aprobados en el marco
de la Organización Internacional del Trabajo (OIT). Los salarios y
pensiones deben tener un nivel que permitan una vida digna. Debe
garantizarse el derecho a la libre contratación de los trabajadores y
el respeto de sus derechos y eliminarse las empresas empleadoras que
rentan la fuerza de trabajo cubana a las empresas extranjeras y se
quedan con gran parte de la ganancia que corresponde a los trabajadores.

6.5 Las leyes deen garantizar a todos los cubanos el derecho
de establecer sus propias empresas y negocios privados y a contratar
trabajadores respetando todos sus derechos. Deberá garantizarse, como
derecho, el trabajo por cuenta propia con entera libertad, creándose
las condiciones propicias para su desarrollo. Paralelamente se deberá
facilitar la creación de pequeñas y medianas empresas donde los cubanos
puedan desarrollar su creatividad, generar riquezas y empleos
productivos y coadyuvar a la flexibilización de la economía en su
conjunto. Debe rescatarse la moneda nacional y única para Cuba.

6.6 En el marco de un programa integral de amplias reformas
económicas, que liberen las fuerzas productivas, en una primera etapa
deben entregarse tierras cultivables a las personas interesadas en
hacerlas producir en beneficio propio y de la sociedad. Deben eliminarse
las prohibiciones y limitaciones que tiene la legislación vigente para
la entrega de tierras en propiedad o en arrendamiento con opción de compra.

VII. La Visión de Futuro en este Diálogo Nacional

– Un proceso de transformaciones institucionales y económicas más
profundas y permanentes

– Una nueva Constitución para un tiempo nuevo de nuestra historia, que
además mantenga todos los derechos logrados por nuestros pueblo en la
Constituc
ión de 1940 y en todas las demás constituciones

– El diseño de un proyecto nacional a mediano y largo plazo

– La lectura del pasado y nuevos pasos en la búsqueda de la verdad, la
justicia y la reconciliación nacional

– Un programa integral de conservación y salvación del ambiente

… para construir una sociedad libre, más justa y más humana, en la
fraternidad y la paz, corresponden, definirlos, decidirlos y realizarlos
a todos los cubanos, en una etapa posterior d este mismo proceso, pero
ya en el ejercicio de todos los derechos con plena libertad y
responsabilidad, con todos y para el bien de todos.

Gestores del Dialogo Nacional 2009

Cuba, 16 de Junio de 2009

Disidentes cubanos, unidos en la esperanza (28 June 2009)
http://www.extremaduraprogresista.com/index.php?option=com_content&view=article&id=2622:disidentes-cubanos-unidos-en-la-esperanza&catid=40:libre-opinion&Itemid=59

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

Archives
Calendar
June 2009
M T W T F S S
« May   Jul »
1234567
891011121314
15161718192021
22232425262728
2930  
We run various sites in defense of human rights and need support to pay for more powerful servers. Thank you.